Por el #IPADay, te contamos todo sobre el estilo

Amargas y aromáticas hasta el extremo, las India Pale Ale se han transformado en, quizás, el estilo más amado por los cerveceros de todo el mundo. ¿Sabías que surgieron porque necesitaban darle aguante a las birras inglesas, de bajo alcohol, que viajaban largos meses hasta India? Vení que te lo contamos.

Por Marcelo Braga, propietario de Nuevo Origen Microcervecería

Durante los siglos XVIII y XIX, el Imperio Británico comprendía una cuarta parte de la población mundial y una quinta parte de las tierras del globo. Lugares como Hong Kong, Australia e India formaban parte de ese Imperio, donde la logística para abastecer las necesidades de miles de soldados era algo complicado. Alimentos, medicinas, y, por sobre todas las cosas, birra.

Uno de los problemas que generaban las grandes distancias era que las cervezas que se producían en Inglaterra no llegaban en buen estado a los puertos de destino. Claro, aquellos viajes demandaban cerca de tres meses y las temperaturas de bodega de los barcos… digamos… no eran las ideales.

Las Pale Ales y Bitters eran los estilos de moda en la Inglaterra de esos tiempos: bebidas de bajo porcentaje de alcohol y bastante amargas debido a las aguas duras que se utilizaban para su fabricación. Como el alcohol y el lúpulo tienen propiedades antisépticas, llegaron a la conclusión de que debían hacer una cerveza bastante fuerte y extremadamente lupulada para que fueran capaces de soportar esas travesías y temperaturas que suponía el viaje hasta la India. Así nacen las India Pale Ale (IPA); extremadamente amargas y súper aromáticas.

Hay tres sub estilos principales: las IPA inglesas, las IPA americanas y las IPA imperiales.

Las primeras tienen un buen balance entre la malta y el lúpulo, aunque este último sigue estando bien presente con sus aromas a hierbas y flores.

Las IPA americanas van por el camino de la nariz, con sus perfumes cítricos y la balanza claramente tirada hacia el lado lúpulo.

Las IPA imperiales son versiones mucho más fuertes de cualquiera de las anteriores, con porcentajes de alcohol bien altos que incluso pueden llegar hasta el 10%, o superarlo.

 

Hoy el juego se amplió, y en las góndolas del mundo también podés conseguir Black IPAs, IPAs belgas, otras elaboradas con generosos porcentajes de maltas de trigo. Muchas cervecerías, incluso, se especializan en IPAs y arman su portfolio exclusivamente en torno al estilo.

 

En Nuevo Origen nos gustan. Mucho. La primera fue Rocky, la cerveza más vendida de la casa y, un tiempo después, llegó Knock Out, una Imperial IPA de 100 IBUs y 9% de alcohol. A ellas se suman las oscuras: Caballo Loco es una creación que hicimos con nuestros amigos de Crafter y, a partir de hoy, llegará Apollo, la contracara negra de Rocky.